Coches Eléctricos

Bicicletas como medio de transporte

Cuando se trabaja en el centro de una ciudad de tamaño medio o grande cada día se convierte en una odisea debido al tráfico, la escasez de aparcamiento y los continuos atascos. Por eso, cada vez más personas optan por la bicicleta como medio de transporte alternativo, ecológico y mucho más rápido por la ciudad.

Pero si entre la casa y el trabajo hay una cierta distancia, el esfuerzo de la bicicleta puede ser excesivo ya que hay que pedalear durante mucho tiempo y quizás salvando cuestas para poder llegar. Esto no es un problema si se utilizan bicis con motor y batería totalmente eléctricas, que permiten una ayuda en el pedaleo que logra que el camino sea mucho más sencillo.

Aunque estas bicicletas son más caras que las convencionales, si se utilizan con frecuencia quedan amortizadas en muy poco tiempo. Si además se utilizan para ir a trabajar a diario se convierte en una forma de ejercicio alternativo muy eficaz que incluso puede ahorrar el gimnasio, permitiendo que no se realicen sobreesfuerzos.

En la mayoría de los modelos de bicicletas eléctricas la asistencia al pedaleo se puede regular, por lo que al principio se puede requerir una mayor ayuda y según se va cogiendo fondo, elegir una menor asistencia.

Por otro lado, ciertos trabajos implican tener que desplazarse por la ciudad. Uno de ellos es el de mensajero, encargándose de llevar sobres y pequeños paquetes entre diferentes empresas. Muchos de estos mensajeros son autónomos que trabajan con una moto, pero lo cierto es que al cabo del día, la moto consume combustible además de precisar el pago de un seguro.

Realizar estos pequeños repartos en bicicleta eléctrica es posible y es mucho más económico. La asistencia al pedaleo hace que no sea una tarea titánica realizar los pequeños desplazamientos y la bicicleta electrica no es tan pesada ni resulta tan torpe como para aparcar fuera de las aceras, de hecho se puede aparcar en muchos lugares no accesibles ni tan siquiera para las motos.

En el caso de empresas de repartos, estas bicicletas son muy útiles para entregas urgentes en el centro de la ciudad ya que esos pequeños desplazamientos se pueden realizar mucho más rápido y de manera más efectiva sobre dos ruedas que utilizando un coche.

De este modo, los vehículos de motor de combustión se pueden reservar para los trayectos más largos, como las entregas en los extraradios o en el caso de paquetes de grandes dimensiones, que no pueden llevarse en bicicleta.