La sorpresa del momento: el exceso de optimismo sobre el coche eléctrico ha roto la especulación sobre el litio. Los precios del litio, el “metal raro” utilizado en