Coches Eléctricos

¡Dejadnos recargar los domingos!

El desarrollo de los puntos de recarga es progresiva en Europa, y vemos como se van integrando en comercios, concesionarios y parkings. No obstante, estos puntos de recargas no son accesibles 24/24h ni todos los días.

Instalar puntos de recarga está muy bien, pero hacerlos accesibles en todo momento, es mejor. Incluso más lógico.

No se quiere ser desagradecido con este artículo pues las empresas y los colectivos que han invertido en el desarrollo de los puntos de recarga o electrolineras han hecho un esfuerzo considerable. Permiten a la movilidad de los coches eléctricos extenderse y significa un paso importante. Hay que agradecer a estos actores de una mejoría para el panorama de los coches eléctricos, muchas veces sin beneficios directos para estos involucrados.

No obstante, los usuarios de coches eléctricos empiezan a saber algo : por la noche, los domingos, así como los festivos, es extremadamente difícil acceder a los puntos de recarga pues muchos se han implantado en parkings cerrados fuera de sus horarios de apertura.

Y más aún para los puntos de recarga rápida, que son con diferencia las más útiles para las recargas fuera del domicilio. Permiten extender el radio de acción e un coches eléctricos, más allá de los trayectos habituales (normalmente efectuados entre semana).

Así, la demanda de puntos de recarga rápida es mucho mayor los domingos. Este tipo de electrolineras permite ir más lejos que de costumbre los domingos y vacaciones, visitar amigos y cercanos, etc…

Cojamos un ejemplo ilustrativo : En una región de Francia (Alsacia para los curiosos), Nissan ha instalado 8 puntos de recarga, de los cuales solo 2 son accesibles 24/24h, y ello para una superficie de 8280 km².

Esperemos que en el futuro los establecimientos que han instalado puntos de recarga serán más considerados con el concepto del acceso las 24horas al día, incluso facturando la recarga por ejemplo. Es importante que los puntos de recarga sirvan realmente y puedan expandirse hasta el punto de « descargar » la responsabilidad de esos pocos respecto a los coches eléctricos.