Sistemas de microredes eléctricas que favoreceran los coches eléctricos

Una Micro Red Inteligente es un sistema de generación eléctrica bidireccional que permite la distribución de electricidad desde los proveedores hasta los consumidores y que permitirá recargar coches eléctricos.

Utilizando tecnología digital y favoreciendo la integración de las fuentes de generación de origen renovable, con el objetivo de ahorrar energía, reducir costes e incrementar la fiabilidad.
Los elementos de los que consta son: Sistemas de generación distribuida; sistemas de almacenamiento de energía; técnicas para la gestión de cargas; sistemas de monitorización y control del flujo de potencia; y técnicas y procedimientos de mantenimiento preventivo.

¿Por qué Micro Redes Inteligentes?

Los sistemas eléctricos y de energía en la actualidad están siendo objeto de cambios importantes, evolucionando en su estructura para ser más competitivos y eficientes en la satisfacción de la demanda. De este modo, se está pasando de sistemas de potencia centralizados a sistemas distribuidos, en los que los usuarios finales están llamados a ser más interactivos con los mercados, incluyendo elementos como el smart metering, la electrónica de potencia, la gestión de información y comunicación (TICs), los recursos renovables y distribuidos, la gestión energética en el hogar y los coches eléctricos.

Las Micro Redes eléctricas Inteligentes son un nuevo concepto de red eléctrica que permite un uso más eficiente de la misma. La Unión Europea se ha planteado la consecución de tres grandes objetivos para el 2020:

Reducción del 20% de emisiones de CO2
    Cuota del 20% de generación renovable
    Mejora de la red eléctrica en un 20%

Sin duda, estos objetivos favorecen este cambio de mentalidad hacia las Micro Redes Inteligentes.

Y es que el modelo actual de distribución energética responde a un concepto centralizado e inflexible, diseñado para gestionar grandes centros de generación.

Ello hace que actualmente, la energía tenga que recorrer grandes distancias entre los puntos de producción y los centros de consumo, lo que implica grandes pérdidas. Esto, unido a las dificultades de almacenamiento de energía en grandes cantidades hace necesaria una continua regulación entre la generación eléctrica y los consumos.

La fiabilidad del funcionamiento se logra con un exceso de capacidad en el sistema para responder a la posible demanda, perdiéndose la energía sobrante.

La red del futuro debe ser, por tanto, flexible, optimizar recursos, y ahorrar y almacenar energía de forma eficiente.

Sobre la red gipuzcoana iSare

La nueva Micro Red guipuzcoana, que se ubicará en el Parque Tecnológico Miramón de San Sebastián, estará desarrollada con tecnología local y permitirá evaluar los nuevos equipos, productos y sistemas orientados a este tipo de redes.

Su puesta en marcha supondrá una excelente oportunidad para posicionar a Gipuzkoa y a las empresas del Territorio en las numerosas áreas tecnológicas vinculadas al desarrollo de las Micro Redes Inteligentes con las que, a nivel global, se pretende dar respuesta a los actuales retos del sector energético.

En este sentido, según han explicado sus promotores, el principal objetivo del proyecto i-Sare es desplegar una red experimental con aplicación real, a modo de demostrador, “que sirva a las empresas como plataforma de desarrollo de nuevos productos, equipos, sistemas, procedimientos de operación y mantenimiento, con aplicación comercial futura”.

Así, el disponer de esta plataforma, permitirá que todas las empresas puedan desarrollar y validar equipos orientados a mejorar las capacidades de las redes de distribución eléctricas.

La red experimental instalada en Miramón constará de:

Sistemas Electromecánicos: Transformadores; Protecciones media y baja tensión.
Sistemas de almacenamiento: Baterías, volantes de inercia y supercondensadores.
Sistemas de generación: Eólicos, fotovoltaica, grupo de cogeneración, generador diesel y pila de combustible.
Arquitectura Micro Red, compuesta a su vez por: infraestructura interoperable de comunicaciones; centro de control; contadores inteligentes; y puntos de recarga para coches eléctricos.
Otro de los aspectos relevantes del proyecto es la Inteligencia de la Red. Es decir, se gestiona y se consume exactamente la energía que se necesita, ésta es la bondad del sistema.