La votación se centró en las estaciones de carga rápida para los viajes largos. Para 2025, el Reino Unido tiene previsto contar con una red de más de