Coches Eléctricos

Toyota utiliza pilas de hidrógeno para reducir los costos

Los primeros coches de Toyota de combustible de hidrógeno golpearan el mercado el año próximo de una manera agresiva, ya que la compañía está explorando la tecnología para reducir los costes y las emisiones de carbono.


La estructura de una célula de combustible estacionaria de 1,11 megavatios se instaló en la sede de Toyota Motor Sales, cerca de Los Ángeles para generar electricidad y reducir facturas de servicios públicos. Proporciona aproximadamente la mitad de la energía requerida en seis edificios de Toyota en Estados Unidos durante el verano, cuando la demanda está en su apogeo.
La instalación de Toyota es la más grande de su tipo en el mundo y fue la primera aplicación de una pila de combustible como un generador de energía estacionaria. Mark Yamamuchi, quien administra el programa de estrategia sostenible local, dijo: “la mayoría de otras tecnologías de celdas de combustible deben ejecutarse continuamente para generar energía de carga base. Este proyecto es único en que estamos tomando ventaja de las características de la tecnología PEM para seguir la pista de carga”.
El funcionamiento de la célula de combustible es impresionante:
-La alimentación equivalente a las necesidades de electricidad promedio de 765 casas;
-Su potencia es doble al panel de luz solar;
-La esperada reducción de las emisiones de CO2 de hasta 1.500 toneladas, durante las horas pico de la operación se pueden lograr.
La celda de combustible utiliza hidrógeno producido fuera del sitio, pero siempre por la misma tubería que alimenta la gasolinera de hidrógeno junto a los locales TMS. El combustible es producido por aire con productos que usan una técnica de reforma del gas natural. Para minimizar el impacto de las emisiones de este proceso, Toyota paga el carbono producido mediante la compra de biogás renovable generados a partir de residuos del vertedero.