Coches Eléctricos

Una burbuja que da alas en el mundo de los coches eléctricos

Superando los bitcoin, las acciones del constructor californiano de coches eléctricos Tesla hacen una demostración de potencia. Pero su curso resulta tan especulativo que la moneda virtual.

Hay que admitir que hace soñar. Esta empresa creada hace 10 años para lanzar al mercado coches eléctricos se encuentra con el éxito. Su berlina Model S, lanzada en 2012, se ha vendido a más de 22 000 ejemplares desde 2013.

Coches eléctricos Tesla Model S

Tesla Model S

Tesla estima poder llegar a los 35 000 este año. Una proeza para un vehículo que no se halla al alcance de todos los bolsillos pues su primer precio está en 71 000 dólares (aproximadamente 52 000€) y sigue aumentando alegremente a los 100 000 dólares.

El éxito se explica notablemente porque estos coches eléctricos se enfocan a una clientela de la costa oeste de EEUU tanto adinerada como preocupada por la ecología. Sin contar con las ayudas del estado de California. Incluso el actor Leonardo Dicaprio se pasea al volante del Roadster Tesla.

Coches eléctricos Tesla Roadster

Tesla Roadster

Que la sociedad dirigida por Elon Musk, el mismo que hizo irrupción en el mercado de cohetes para satélites comerciales con SpaceX, no haya hecho un cien en beneficios en 11 años no resulta preocupante. Parece que esto llegará en breves.

Emisión de Bonos en relación con los coches eléctricos

Consecuentemente por este éxito único, los investigadores del mundo entero quieren apostar por ello. Pero como para el bitcoin, el número de acciones está limitado. Su precio está pues por las nubes: el curos de las acciones se ha multiplicado por más de 7 en un año.

Hoy, Tesla vale alrededor de 30,4 miles de millones de dólares en Bolsa, es decir más de 15 años de volumen de negocio. Un valor equivalente a Renault, que vende más de 100 veces más coches en el mundo. Representa 5 veces la capitalización en bolsa del grupo PSA, dos veces la de Fiat…

Esta burbuja da alas, pues permite a Elon Musk, superar la moneda gracias a sus coches eléctricos.

Tesla ha anunciado, el miércoles 26 de febrero, el lanzamiento de emisión de Bonos convertibles para 1,6 miles de millones de dólares. No hay duda de que pueda levantar semejante operación pues será dirigida por la crema de Wall Street: Morgan Staley, Goldman Sachs, Morgan Chase, y Deutsche Bank.

Podemos sorprendernos con que dos días anteriores a esta noticia el analisa financiero de Morgan Staley publicó un estudio en el cual se multiplica por dos su objetivo de curso de Tesla. Esto recuerda prácticas que se creían desaparecidas desde la burbuja de Internet.

Gracias a esta operación, Tesla planea financiar la creación una mega-fábrica de baterías en EEUU (como ya mencionamos en las especulaciones sobre su posible asociación con Apple) para poder autoabastecerse en cuestión de baterías de coches eléctricos. Sería la más importante del mundo. Produciría también baterías destinadas a usos domésticos. Tesla admite no conocer nada sobre baterías. Pero nada le impide lanzarse a estos proyectos pues el dinero le llega gratuitamente.