Coches Eléctricos

“Wireless Parking Charge” para coches eléctricos, el nuevo proyecto de Toyota

Mientras que la era de los coches eléctricos está en sus inicios, la constructora Toyota prueba un sistema de recarga de baterías sin cables.

El gigante Toyota, está realizando pruebas de un nuevo dispositivo de carga de baterías para coches eléctricos funcionando sin cables.


Aunque todavía no sea tiempo de comercialización para este proyecto, es evidente que para la constructora esta innovación tecnológica será importante así como práctica para los usuarios de coches eléctricos de aquí a algunos años. Con el fin de asegurar la pertinencia de estas pruebas, Toyota ya ha encargado 3 Prius eléctricas de realizar las primeras pruebas.

coches electricos toyota prius

Tres puntos serán particularmente estudiados por la famosa empresa asiática: la tasa de fallo de recarga en el caso de alineación imperfecta del vehículo y del punto de recarga, la facilidad de uso, así como la satisfacción de los usuarios. El concepto de la recarga sin hilo es muy simple: una bobina se halla bajo la superficie de recarga mientras que otra está ubicada dentro del vehículo.

La recarga se hace por variación del campo magnético entre sus bobinas. Para ello, Toyota a modificado la ayuda al posicionamiento del Prius: el conductor podrá ver gracias a una pantalla en el habitáculo la posición de la bobina. El posicionamiento del coche eléctrico en función de la bobina se facilitaría de forma drástica.

Durante las pruebas, el constructor japonés espera recolectar un máximo de información para optimizar este nuevo sistema de recarga y comercializarlo en un futuro con un gran aporta en el mundo de los coches eléctricos

Imaginaos prescindir hasta de los cables para poder recargar tu coche y simplemente aparcar en un punto de recarga y hacer compras, comer en el restaurante, ir a hacer una recado, sin perder tiempo, con la mayor comodidad posible. Algo que de aquí a unos años debería desarrollarse rápidamente pues resulta especialmente práctico.

Ahora queda saber si serán compatibles todos los tipos de bobinas presentes en coches eléctricos con estos puntos de recarga pues convendría para todos que estos métodos de recarga fueran en cierta medida universales lo que permitiría una divulgación a una muy amplia escala, esperemos mundial incluso.